Tratamientos para los NEGOCIOS

Aunque cada caso es distinto, destaco aquí algunas acciones que considero claves en circunstancias como ésta:

1.- Decántese por un tipo de cliente. Es momento de ser más específico y acercarse a grupo en concreto en lugar de querer venderle a todo el mundo.

2.- Aumente la promoción. Aunque parezca contradictorio, no deje que el silencio le quite espacios. Sírvase de la comunicación 2.0, el marketing digital y la interacción por las redes sociales para conocer mejor a su público clave y en consecuencia, aplicar la estrategia más adecuada para atraerlo.

3.- Mantenga la calidad. Si tiene que hacer cambios en los productos, que no sea alterar los atributos por los cuales la gente los prefiere. Recuerde que el consumidor de hoy día es muy crítico y acucioso, y mantener la calidad siempre mantendrá en alto la fidelidad de nuestros clientes y la reputación de la marca.

4.- Revise sus costos. Es momento de poner a prueba la planificación, las relaciones con sus proveedores, la administración de los recursos y la supervisión del recurso humano, para ser más productivos con menos capital.

5.- Mantenga la credibilidad. El consumidor apreciará muchísimo aquella marca que más allá de convencer, hace esfuerzos adicionales para ofrecer bienestar.

1.- Puntualidad. Sin duda alguna un buen inicio para relacionarte con los demás con respeto y profesionalismo.

2.- Planificación. Tener clara tus tareas del día, las metas inmediatas y las expectativas a largo plazo te colocan en posición de ventaja frente al uso del tiempo, las decisiones posibles y el manejo de los imprevistos.

3.- Administra tu tiempo y tus energías.- Identifica y aprovecha tu propia curva de rendimiento y organiza las labores en función de ello.

4.- Trabaja en equipo. Aprende a delegar, a comunicarte efectivamente, practica el compañerismo y sácale partido al plus que se deriva de esa sinergia en función del logro de los objetivos.

5.- Procura ser la solución en lugar del problema. Con eso me refiero a que recurras a tus capacidades para afrontar con la mayor autonomía posible la resolución de conflictos, en lugar magnificar el asunto y depender a que otro lo haga.

6.- Asume tus limitaciones.- La excelencia supone calidad, y muchas veces esta no se manifiesta porque asumes tareas que no te corresponden o para los cuales no estás preparado.

7.- Analiza y aprende de los errores.- Reserva un tiempo para evaluar tu trabajo y detectar fallas para así mejorar los procesos y convertir los errores en un aprendizaje.

8.- Higiene mental y manejo del stress.- Separa tu vida laboral de la personal, respeta tus momentos de descanso y entretenimiento. La excelencia no se manifiesta cuando permaneces tenso, recargado y preocupado sino cuando hay un equilibrio emocional.

9.- Actualízate permanentemente.- El conocimiento oportuno y en constante renovación es clave para lograr resultados excelentes.

10.- Empatía y solidaridad.- No desdeñes tu lado humano, ese que te permite una conexión efectiva con tus semejantes y que le aporta calidad a tu desempeño.

2 thoughts on “Tratamientos para los NEGOCIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *